Verdear de Vigo, España

Leila/ diciembre 8, 2017/ Visita a Proyectos/ 0 comentarios

Os invito a conocer el proyecto Verdear de Vigo, enfocado a la mejora de la calidad de vida y a la incorporación social de los usuarios de ACLAD ALBORADA. Dichos usuarios trabajan diariamente en el huerto dedicado a la agricultura ecológica donde cultivan verduras, frutas y plantas aromáticas y, además, también cuentan con varias colmenas de las que obtienen miel.

20170905_131818

Vista de la finca

Los usuarios, antes de unirse al proyecto, se les invita a probar durante uno o varios días pero no todos se quedan. Diariamente acuden unos ocho usuarios y, a estas alturas, ya pueden decir muy orgullosos que el más veterano del grupo lleva 4 años. Manuel, su encargado, describe el proyecto como un “recurso de vida” por lo cual no han limitado el tiempo de estancia en el mismo por el momento.

La estructura del día a día suele ser rutinaria. A las 8 de la mañana acuden al centro asistencial donde reciben la medicación. A continuación, desayunan y comentan el plan del día. La jornada transcurre entre las 9 y las 13.30, con un descanso para el bocadillo. La finca se encuentra situada en un monte cerca de la ciudad al que tienen que desplazarse compartiendo coche. Tres días a la semana cuentan con el apoyo de Ramón, un pequeño agricultor ecológico de la zona, que les enseña todo lo relacionado con el huerto.

Cuando le pregunto a Manuel por cómo surge el proyecto la explicación es rápida y concisa, “como respuesta a la crisis”. El desempleo y la vulnerabilidad del colectivo hace que Alborada apueste por cursos de formación para el fomento del empleo. Sabiendo que, además, los usuarios se pueden beneficiar de los productos que cultivan y de esa manera mejorar su calidad de vida. Algunos de los usuarios tienen experiencia en carpintería, soldadura o albañilería, un gran potencial para la mejora continua de la finca.

Verdear es apoyado económicamente por el Ayuntamiento de Vigo y la Diputación de Pontevedra y también han contado con la colaboración de Voz Natura y Fundación Paideia, entre otros.

Mi visita suscitó cierto interés entre los usuarios, algunos muy dispuestos desde el primer momento a enseñarme el tesoro que tienen entre manos. Al despedirme me sorprendieron con una cesta de productos de temporada y algunos paquetes con semillas que ellos mismos han recogido. Sin duda todo un lujo.

La impresión que me he llevado de Verdear es de un proyecto emergente y con mucho potencial que necesita más apoyo y reconocimiento por la labor que hacen.

¿Quieres saber más?

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*