Hablemos sobre la prescripción social en Reino Unido

Leila/ abril 4, 2020/ Horticultura Social y Terapéutica/ 2 comentarios

En Reino Unido, la sanidad pública (llamada NHS) ha diseñado recientemente un Modelo Integral de Atención Personalizada que, entre otras cosas, ofrece la opción de que el médico de cabecera pueda recetarte ir a clases de pintura, música, baile, canto, calceta, jardinería, deportes al aire libre o pesca. Un reciente estudio avala y demuestra la efectividad de este modelo, además de cuantificar el ahorro que le supone a la sanidad pública inglesa.

En una de las ocasiones que acompañé a mi madre al neurólogo, tiene una enfermedad neurodegenerativa, le pedía algo más fuerte para poder conciliar el sueño. La doctora al ver que mi madre era una persona joven, le sugirió optar por otras alternativas como beber infusiones que ayudan a conciliar el sueño, leer, escuchar la radio, etc., antes de optar por tomar medicación. Me sorprendió ese gesto por parte de la doctora, pero mi madre tenía muy claro su objetivo. Estamos tan habituados a ser tratados clínicamente, a recibir una receta para comprar un medicamento que tratará nuestro problema o enfermedad, que apenas contemplamos otra posibilidad. Sin embargo, hace más o menos un año, leíamos en los medios que los médicos en Escocia estaban recetando actividades en la naturaleza, lo que se conoce en Reino Unido como Social Prescribing o receta social, que forma parte del nuevo plan de la NHS. Se encuentra todavía en los primeros años de funcionamiento, pero consuela saber que al menos existe un plan y un presupuesto para seguir adelante con esta iniciativa.

La prescripción o receta social, que forma parte del Modelo Integral de Atención Personalizada del NHS, está ligada a la atención primaria y se describe como la práctica de derivar a los pacientes a realizar actividades en la comunidad en vez de recetar los tratamientos convencionales. Conecta a las personas con una amplia gama de actividades y apoyos basados en la comunidad o barrio donde reside. Este modelo tiene como objetivo mejorar la salud, la calidad de vida y el bienestar de los pacientes, al reconocer que la salud se ve afectada por una serie de factores sociales, económicos y ambientales. Pero ¿cómo funciona? El médico deriva a los pacientes al Link Worker, que es el profesional encargado de elaborar un plan de atención y apoyo personalizado en base a las necesidades individuales de cada persona. Esto podría incluir actividades creativas como visitar galerías de arte, pintar, bailar o cantar; o al aire libre, como caminar, jugar al fútbol, jardinería o pesca. Y también, podría incluir servicios tales como asesoramiento de deuda, vivienda y otras entidades de apoyo. Siempre dependerá de cuáles sean las prioridades de esa persona.

Las evidencias muestran que este enfoque puede reducir la demanda de servicios del NHS: un estudio realizado en Reino Unido descubrió que, después de 3- 4 meses, el 80% de los pacientes remitidos a un plan de receta social habían reducido el uso de las urgencias, las citas ambulatorias y las hospitalizaciones.

Otro estudio reciente, realizado por la Universidad de Leeds Beckett (Reino Unido), ha arrojado unos datos muy interesantes que demuestran la efectividad de la receta social. En este caso el estudio se centra en las prescripciones de actividades en la naturaleza o que promueven el contacto con ella a personas con problemas de salud mental, demostrando que funciona y ayuda a ahorrar dinero. Por cada receta social el NHS se ahorra en torno a 7 libras esterlinas por tan sólo 1 libra invertida en algún proyecto. Se entiende por proyecto cualquier Asociación o entidad que realiza intervenciones que tienen lugar en la naturaleza o están relacionadas con ella. Las personas que experimentan problemas como ansiedad, estrés y depresión, informaron sentirse significativamente mejor, tanto emocional como físicamente, después de participar en proyectos de conservación de la naturaleza al aire libre, recoge la investigación.

En un resumen de la investigación, que también se llevó a cabo por The Wildlife Trust, dijo: «Prescribir el contacto con la naturaleza funciona, y ahorra dinero. Un enfoque natural de la salud basado en la comunidad y su entorno, ofrece un importante servicio no médico que brindará la prevención de la salud a gran escala y reducirá la carga actual sobre el NHS «.

Como profesional que trabaja facilitando el acceso a la naturaleza a través del huerto y el jardín en Reino Unido, puedo afirmar que este sistema es efectivo. Por eso, entre las labores que realizamos en la Asociación Española de Horticultura y Jardinería Social y Terapéutica, está la de informar y divulgar en qué consiste el Social Prescribing con la finalidad de que pueda ser pronto una realidad en España, creando un tejido social que promueva el contacto con las personas y con el entorno natural.

 

Si quieres saber más:

www.england.nhs.uk/personalisedcare/social-prescribing/

www.gov.uk/government/news/social-prescribing-schemes-across-england-to-receive-45-million

www.culturehealthandwellbeing.org.uk

www.socialprescribingacademy.org.uk

Puedes encontrar esta publicación en la web de Inma Gascón https://inmagascon.com/social-prescribing-natulaleza-por-prescripcion-sanitaria

Compartir esta entrada

2 comentarios

  1. Hola,
    Esto me interesa muchísimo. Yo también soy una profesional trabajando en Escocia en terapia horticola en salud mental, y me encantaría poder tender puentes entre lo que hago aquí y lo que se podría hacer en España.
    Muy interesante todo el blog.
    Un saludo, Oa.

    1. Hola Oa! Muchas gracias por tu comentario. Estoy encantada de que podamos conectar, te he enviado un correo. Un saludo!

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*